Ovulando


No más Creo
17 agosto 2009, 5:29 PM
Filed under: Random, Yo

El nuevo nombre del blog es más a lo mío. Creo no tenía mucho sentido. Ovulando sí, yo ovulo, siento los mismo dolores y mismos síntomas de sensibilidad aguda, mi blog los va a sentir a todo furor, ustedes lectores van a leerlos y ver cómo es saltar de la manía a la depresión en un simple sonar de dedos.

Anuncios


Hipócrates, no te hacen caso
13 agosto 2009, 1:06 PM
Filed under: Turbio, Yo

Soy una persona bastante tranquila, hasta donde me conozco, en situaciones de disgusto.  Si una alguien me atiende mal o me maltrata en un local lo primero que hago es respirar ondo, reflexionar, no dar incentivo para que siga adelante la situación y terminarla por lo sano. No soy de elevar la voz ni de pedir libros de quejas. Creo que todavía no me pasó una situación suficientemente desagradable para que pierda mis casillas, espero que no pase.

Ayer me sentí en un muy profundo disgusto con un servicio, lloré muchísimo, hasta descubrí que cuando quiero ponerme a llorar empiezo a peinarme las cejas bien fuerte. Se me irritaron los ojos y sentí que tuve un pequeño infarto de lo angustiado que estaba. Entré en conciencia del poder que tiene desde el primer conserje de un hospital hasta el director general. Controlan tu vida y tu salud como si fuesen números en una planilla. El ecógrafo decide si decirte que tenés una formación importante en un órgano o no, el traumatólogo decide si darte calmantes o no (aunque te estrujes del dolor). Hay tantos ejemplos que no pararía, pero lo que me shoqueó fue un profesional que uno normalmente no teme que pueda tener un cierto control sobre uno, pero sí. Mi propio psicólogo me jugó una mala pasada, rompió su voto de secreto con el paciente. Lo peor es que no fue con un extraño, sino con “el profesional” que trata a un familiar mío. Sentí que toda la vulnerabilidad que deposité en él se transformó en una flechita dentro de un diagrama de flujo. Usar información de una persona, relatada en un momento sensible como si fuese un ensayo de primaria no me parece para nada profesional, mucho menos ético.

Tengo muchas ganas de decirle al infeliz de que tengamos una consulta en plaza pública utilizando megáfonos, ya que sería más o menos lo mismo. El jueves a la tarde les cuento si pedí el libro de quejas.



No se busca
11 agosto 2009, 10:55 PM
Filed under: Relacionamientos

Hablando con un amigo salió el tema noviazgo, lo cual por suerte me dió el incapié que necesité todo el día para escribir sobre el asunto, más bien sobre el asunto relaciones, como a mi blog le gusta.

Hablando con mi psicólogo llegamos al acuerdo de que cuando uno dice “necesito un novio” no es más que un parafraseo de “necesito cariño“. Perfectamente sabemos que en una relación estable e imaginable tenemos el cariño que queremos y como resultado tenemos sonrisas,  pensamientos rellenados, los cuales puden suplantarse de muchas otras maneras; Un buen amigo, una buena salida, una buena compra, un buen CD, una buena tarde de películas.  Momentos con un amigo que seguramente nos dé cariño y con nosotros mismos, que somos las personas más indicadas para darnos una buena dosis de ello.

Aparte, centrando ideas, mientras más buscamos, menos aparece (el indicado). Hay tanto tonto dando vueltas que si buscás impacientemente es probable que te toque uno de esos y vas a gastar tiempo en conocerlo y en pasar un rato desagradable. Esperemos a ese príncipe azul que dudo que sea de mentira. ¿ Encuanto eso quién dice que no nos podemos divertir ?

Los noviazgos están para hacernos bien, no para completarnos. No existe la media naranja.



Corcheas ciclotímicas
4 agosto 2009, 4:22 PM
Filed under: Random, Yo

Hace una semana que no paro de escuchar una banda, Dash Berlin. Descubrí que cuando pasaba demasiado tiempo escuchando sus letras como por ejemplo You Never Said o Man On The Run, mi estado de ánimo descendía, no al punto de llorar pero sí de ver todo bastante turbio y feo. Cuando cambio a alguna canción más alegre como alguna de New Kids On The Block,  la onda de mis pensamientos muda para cosas mucho más positivas. Así siempre.

Amo que la música controle mis estados de humor.